Mamá, quiero imprimir en blanco

Cuando hablamos de producción gráfica, tenemos un mundo entero por descubrir. De hecho, durante mis estudios de artes gráficas es cuando me enseñaron el tema de imprimir con tinta blanca y de preparar el arte final. Además, de que no son todas las imprentas las que ofrecen, u ofrecían esa posibilidad.

Hablando con un primo mío ,al que le gusta el diseño gráfico aunque no se dedique de manera profesional a ello, me di cuenta de que no tenía mucha idea de como funcionan las impresoras y las máquinas bien grandotas que se gastan los proveedores de producción gráfica. Es todo un mundo, eso es cierto, no sólo él, yo tampoco conozco ni modelos ni cantidades. Eso es así.

Bien, hemos estado trabajando juntos en la creación de un proyecto que incluía una impresión con tinta blanca sobre una cartulina oscura. Yo le comenté que mi forma de marcar este tipo de impresión era poniendo la tinta blanca en tinta plana (bola mala). Él me decía “claro, eso es lo que hacemos siempre al imprimir ¿no? Poner lo que es blanco en blanco”. Surprise! No cousin, le dije.

 

Lo habitual, cuando estás imprimiendo sobre cualquier soporte en CMYK o tinta plana, es que las zonas en blanco no se imprimen. De esta manera se ve en lo que iría en blanco el soporte en sí. Si el soporte es blanco, las zonas blancas las verás tal cual. En caso de ser transparente, quedarán transparentes. Y si hablamos de un papel que es, por ejemplo, rosa, la parte blanca de la gráfica a imprimir será rosa.

Esto que os comento pasa cuando la impresión es en digital. Si hablamos de impresiones en offset o por serigrafía, la tinta blanca sí que se imprime.

Hay algunas imprentas, que ofrecen muchísimos soportes de diferentes marcas (si compráis la revista Graffica info número 16 tendréis una buena muestra ). Estos soportes, afortunadamente insisto, son de muchos colores, texturas y acabados. Por tanto, si quieres imprimir un texto en blanco en digital vas a tener que recurrir a una imprenta que imprima en blanco. Si vas a imprimir en serigrafía o impresión en offset no vas a tener problemas para conseguir el acabado que necesitas. La serigrafía es carísima y no sé yo si existe alguna empresa que te haga el mismo proyecto, en dos tipos de impresión diferentes. Sí que existen empresas que subcontratan algunas técnicas a otras empresas especializadas. Pero bueno, mi consejo es que para producciones pequeñas acudáis a empresas que trabajen en digital y tengan la opción de impresión en diferentes soportes con tinta blanca.

Sigo. Si tienes que imprimir en blanco sobre un soporte, por ejemplo, sirio ultra black, tu imprenta, para una producción pequeña, tendrá que imprimir en digital tinta blanca. Aviso súper importante: la tinta blanca en elementos pequeños se ve bastante bien, nunca será un blanco puro perfecto, pero nos vale. La tinta blanca en una capa de fondeado… se queda bastante translúcido, como un gris clarito en el caso del soporte que os comento. Esto no te lo va a avisar directamente el comercial que hable contigo sobre el tema. No le interesa, claro. Si tu intención es que un elemento quede completamente blanco sobre un soporte con color (cartulina de color o kraft), hablamos de serigrafía.

 

Vale titi, pero ¿cómo preparo yo el arte final si no es como comentabas?

Bien, contacté con mi proveedor de impresión digital de confianza para hacer la impresión con tinta blanca de una cubierta bastante especial. Yo preparé el arte final como había entendido que lo necesitaban: con las partes en blanco con tinta plana blanca. Pero no.

Estos son los pasos que necesitas seguir que me aconsejaron desde preimpresión. Yo te los comparto para que, mira oye, pues lo hagas tu directamente y te ahorres la llamada.

  1. Prepara tu archivo como quieres que quede, lo diseñas tal cual y luego localizas las partes que vas a querer que queden en blanco
  2. Les pones un color fosfi (un verde, un fucsia) con el atributo de sobreimprimir relleno. Ten en cuenta que no tenga trazo.
  3. Ahora lo que vas a hacer es poner ese color fosfi por encima de todas las superficies que quieres que se impriman en blanco. En mi caso, como iba una imagen en CMYK impresa sobre un fondeado blanco, lo que tuve que hacer es “tapar” esa imagen para que se viera bien el fondeado.
  4. Después exportas el archivo en PDF X4 con marcas límite, de registro y los sangrados y listo.

 

Lo que va a pasar es que van a tener que hacer dos impresiones sobre el mismo papel: la blanca y la CMYK. Esto va a suponer que tú soporte que parecía bastante duro, va a absorber una buena cantidad de tinta y va a sufrir un pequeño. El soporte, va a ser menos estable y se va a quedar un poco blandito (si son superficies grandes como las que os enseño). Nada grave.

Este es el llibret de la Falla Pensat i Fet de Alfafar, Valencia, que he diseñado este año para las fallas 2020. La cubierta está hecha en Sirio Ultra Black con tinta blanca fondeada. Como se puede apreciar, no queda totalmente opaca, pero queda muy reshulona.

Y ya estaría. Si os quedan dudas me podéis preguntar a mí o al soporte claro. Pero yo soy más maja.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *